Arquitectura inteligente, arquitectura sustentable

Para el arquitecto mexicano Daniel Madariaga, la planeación y construcción urbana llegan a ser inteligentes no solo en la medida en que incorporan las tecnologías digitales para dar respuesta a las necesidades de los usuarios o solucionar problemas de infraestructura (tales como el exceso de tráfico en las principales vialidades de la urbe) sino también en su capacidad para ofrecer a la población espacios sustentables en un contexto de contingencia ambiental.

En este sentido, la construcción de estacionamientos automatizados –cuya inteligencia se basa, en parte, en la robotización– aporta a la ciudadanía beneficios operativos como el descongestionamiento de las vías de circulación, que tan solo en la capital mexicana alcanza un porcentaje de entre 44% y 59 %, cifras que se traducen en hasta 59 minutos de espera en el tráfico, según estadísticas del Ranking Tom Traffic Index, en 2019.

Es entonces que la generación de torres de estacionamiento de este tipo se propone como una solución ideal para resolver los conflictos de movilidad e incluso generar nuevas fuentes de empleo formal, pero, sobre todo, como una alternativa inteligente que apuesta por la disminución de emisiones de carbono en el aire.

Esto es posible gracias a que tan pronto llega el vehículo a la torre de aparcamiento, el sistema se encarga de trasladarlo con el motor apagado hasta un cajón seguro, mediante un sistema de elevadores y controles totalmente automatizado.

arquitectura sustentable inteligente

Al día de hoy, el mayor desarrollo con estas características en America Latina se localiza en la torre de Reforma 180, en la Ciudad de México, y la necesidad de implementar soluciones radicales para las problemáticas antes descritas ha llevado a las compañías a considerar necesaria la construcción de edificios sustentables que incluyan estacionamientos como este.

Un caso reciente es el del consorcio arquitectónico Vidarq, que emprendió la edificación de la torre “Neo”, diseñada a partir de un proyecto sustentable que comprendía 14 oficinas, áreas comunes y un estacionamiento robotizado que cumplían plenamente con la normativa ecológica.

Lo anterior confirma una vez más el pronóstico que hiciera Daniel Madariaga durante una entrevista concedida al periódico El Universal en 2019, en el sentido de que las sociedades actuales y futuras harían de la implementación de construcciones sustentables una exigencia para garantizar la calidad de vida de los centros urbanos.

Al respecto, el especialista manifestó que el asegurar que las futuras construcciones cumplan con los estándares en materia de ahorro energético y de agua, así como el uso de materiales y recursos adecuados, es la dirección en la que deberán apuntar las nuevas legislaciones.

Fuentes:

https://www.facebook.com/pg/DanielMadariagaBarrilado/posts/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *